Mayores de 13 años en el código PEGI

Aunque no es de uso obligatorio el sistema PEGI se esfuerza para proporcionar una forma de calificar los juegos para su uso correcto por parte del público.

El uso del código PEGI en los juegos

Los usuarios aficionados a los videojuegos utilizan en Europa el sistema de calificación de edad Pan European Game Information, más conocido como PEGI. En total son 25 países los que sacan partido a este sistema, el cual también se expande fuera de territorio europeo debido a su efectividad y popularidad. Si bien las indicaciones de edad del PEGI no son de cumplimiento obligatorio, sí se tienen en cuenta por parte de los padres de niños para saber qué juegos les pueden proporcionar o no a sus hijos.

En total el sistema PEGI está dividido en cinco códigos de edad distintos: +3, +7, +12, +16 y +18, por lo que hay algunos juegos que se quedan a medio camino y que tienen que elegir entrar en uno de los cinco grupos para poder ser clasificados. Entre los rangos de a partir de 12 años y de a partir de 16 años existe un hueco en el que entrarían los juegos que estarían recomendados para personas de exactamente 13 años. No obstante, se da por entendido que cuando buscamos un juego para un niño de 13 años nos tenemos que basar en los que tienen la etiqueta de +12.

Esto implica reducir muchos de los juegos disponibles en el mercado, dado que dos de los sectores más habituales en el mercado de los videojuegos son los que están protagonizados por títulos creados para usuarios de al menos 16 años e incluso de a partir de dieciocho años. No obstante, todavía es un rango de edad en el cual entran propuestas semi-adultas que aportan sistemas de juego variados para gusto de muchos usuarios.

Un juego de guerra con PEGI +12

Juegos de lucha como la saga Dragon Ball o títulos de Naruto y otros animes famosos en los que la violencia es un elemento fundamental cuentan con una calificación de edad de +12. Ocurre lo mismo con algunos juegos de acción tipo beat’m up, como One Piece Pirate Warriors, confirmando que la valoración del factor violencia es algo que está aceptado dentro de este índice de edad. Otros títulos que también son habituales dentro de este rango de edad son propuestas de RPG formadas por argumentos profundos y densos, que requieren un compromiso en el usuario más allá de dar algunos puñetazos y que cuentan con guiones capaz de conectar con los jugadores.

En el rango de edad de +12 se han llegado a ver multitud de aventuras gráficas que implican el uso de palabra soez en algún caso y también de escenas humorísticas que están dirigidas a usuarios con capacidad de entender un humor más complejo y profundo del que se incluiría en una producción de +7. La saga reciente de Deponia, una aventura gráfica muy bien valorada, entra dentro de esta calificación de edad, y ocurre lo mismo con juegos como algunas de las entregas de la franquicia Tomb Raider.

Si bien en el pasado hubo muchos juegos de guerra que conseguían comercializarse dentro de la categoría de edad de +12, como el recordado Medal of Honor: Rising Sun, poco a poco estos títulos han ido encaminándose, por voz pública y peticiones de la propia comunidad, hacia un territorio más adulto. Ahora ya es difícil encontrarse con entregas de sagas como Call of Duty, Battlefield o la propia Medal of Honor con calificaciones PEGI inferiores al +18. Esto ha permitido que poco a poco el sistema PEGI se perfile y de un buen resultado como sistema valoratorio de las edades recomendadas de los juegos.

No obstante, el PEGI, al no tener obligación en su cumplimiento por parte de las tiendas, sigue siendo solo un recurso a modo de guía que algo que de verdad impida que los jugadores más jóvenes accedan a juegos que, por su edad, no deberían consumir.

Vía: WikiPedia