Consolas que fracasaron: Nintendo Virtual Boy (4/11)

A mediados de los años ochenta Nintendo se atrevía a sacar al mercado la primer GameBoy estaban totalmente convencidos de que tendría un éxito seguro. Se vendieron millones de unidades de la consola portátil y poco a poco fueron surgiendo nuevas versiones de la misma: GameBoy Color, GameBoy Micro e incluso GameBoy Advance y Nintendo Ds han supuesto un referente en la continua evolución de las consolas portátiles (con permiso de la Psp).

virtual-boy.jpgComo en las mejores familias, Nintendo tiene una oveja negra sobre la que cubrió un tupido velo y vergüenza en su momento. Y es que en el año 94 anunció a bombo y platillo en su propia casa (la feria elegida sería la Annual Shoshinkai Software Exhibition de Tokio) que ya tenía listo su siguiente proyecto: la Virtual Boy. Al mismo le acompañaban tres videojuegos para asombro de propios y extraños.

Hiroshi Yamauchi dijo de la máquina “… transportará a los jugadores a una utopía virtual con imágenes y sonidos que no habrán experimentado jamás y todo a un precio similar al de una videoconsola actual”.

vboymariotennis.jpgNos encontrábamos ante el primer sistema de realidad virtual de uso doméstico y la primera máquina portátil capaz de poner en pantalla gráficos en 3D reales. El mismo se conseguía a base de explotar el efecto parallax. Una especie de casco tenía en su interior un par de expositores LED de alta resolución (uno para cada ojo) que funcionaban de manera independiente gracias a un microprocesador RISC de 32 bits y seis pilas AA.

Uno de los problemas de la videoconsola era el uso de los led rojos, elegidos porque eran los más baratos y los que menos energía gastaba, además eran los más fácilmente reconocibles. Reconoceréis conmigo, amiguitos, que un videojuego en rojo y negro no es lo primero que se nos viene a la mente cuando lo asociamos a las palabras realidad virtual. El uso de led de colores hubiera aumentado el precio final de la consola hasta los 500 dólares y durante el desarrollo del hierro se probaron causando sensación de ver doble, mareos y vértigos a los testers. Imagino que esto son cosas de los cachondos de Reflection Technology (que se la metieron bien a los de Nintendo).

virtualboycontroller.jpgComo los desarrolladores estaban empeñados en demostrar la tridimensionalidad de los movimientos idearon el mando de control con dos crucetas de movimiento que podéis ver en la foto. El problema estaba en que en la mayoría de los juegos las dos crucetas hacían lo mismo (con lo que mandábamos información redundante), uno de los que utilizaban el sistema a la perfección era Teleroboxer (título de boxeo en el que cada cruceta daba respuesta al correspondiente puño de nuestro boxeador). Esto última idea la hemos visto en los originales combates de boxeo de Wii Sports.

Un año después de su presentación se pondría a la venta en Japón y Estados Unidos al precio de 180 dólares. Recibió cierta indiferencia por parte de los gamers y pese a que Nintendo reaccionó bajando los precios tuvo que dejar de vender la máquina a finales del 95.